jueves, 27 de marzo de 2014

Cis


[Akntiendz: Aquí la traducción que hicimos para nuestro blog de este gran artículo sobre el término “cis” de Asher Bauer, activista trans-anarquista, hombre transexual y queer de San Francisco, California, publicado en inglés en 2010 en la revista Carnal Nation.]


Traducción por Akntiendz.com

Buenos días, clase. La columna de hoy será una lección de vocabulario. Hablaré de mi prefijo favorito, el mejor del mundo. En resumen, se trata de la breve, dulce y sexy pequeña combinación de tan sólo tres letras: “Cis.” Viene del latín y si no sabes qué rayos significa no importa, hay una buena probabilidad de que se aplique a tí.

Ahora presta mucha atención, porque después habrá un examen.

“Cis” significa “en el mismo lado,” y es un antónimo de “trans,” que significa “a través.” ¿Puedes ver a dónde voy con esto? Si de alguien que ha atravesado una línea invisible y socialmente construida alrededor del sexo o el género se dice que es transexual o transgénero según el caso, alguien que NO ha atravesado nada y siempre ha permanecido en el “lado” del espectro que le fue asignado, podría ser descrito como cisexual o cisgénero.

En otras palabras, “cis” significa “no trans.” Eso es todo.

Muchas personas rechazan las etiquetas, especialmente las etiquetas que ellas no han elegido para sí mismas. Esto es apenas natural. Muchas veces cuando defino cis” enfrente de las personas cis, éstas se resisten, reaccionan con sospecha o incluso se sienten insultadas, quieren saber si “cis” es una especie de insulto.

De hecho, “cis” no es un insulto. Tiene más parentesco con “heterosexual” que con cualquier otra cosa y es un término todavía más neutral que “hetero,” que en inglés se suele utilizar como “straight” es decir “recto,” implicando que las personas homosexuales son de alguna manera “torcidas.”

Aunque no es un insulto, es probable escuchar a algunas personas trans utilizando la palabra “cis” con cierta irritación, por ejemplo, “Vino este tipo cis y quería que le respondiera veinte preguntas estúpidas sobre mi género,” o “Todas esas personas cis se me quedaban viendo cuando subí al bus.” Pero una vez más, se trata de palabras como “hetero,” “blanco” y “masculino,” que se utilizan a menudo de esa manera, como cuando alguien dice, “allí estaba esa chica hetero que no dejaba de preguntarme cómo fue que según ella ‘me convertí’ en lesbiana,” o “Ese chico blanco que tuvo el descaro de decirme que vivimos en una sociedad post-racial,” o “Mi jefe se siente con más derechos que yo sólo porque tiene el privilegio masculino.” En casos como ésos, las palabras “cis,” “blanco,” “hetero” y “masculino” puede sonar peyorativas, pero tal y como la mayoría de las personas probablemente estarían de acuerdo, estas palabras en sí mismas, ciertamente no son ofensivas.

Lo que estos términos tienen en común es que describen a las clases privilegiadas. Alguien que es cis, blanco, heterosexual o masculino, o que presenta cualquier combinación que incluya a cualquiera de esas categorías, goza de ciertos privilegios que las personas trans, no-blancas, homosexuales, o no-hombres no poseen. Entre estos privilegios está el de que se pueden permitir vivir tranquilas manteniendo un un cierto nivel de ignorancia respecto a la realidad de los grupos oprimidos. Los blancos no tienen que vivir con el racismo. Los hombres no tienen que lidiar con el sexismo. Y así sucesivamente.

De manera que cuando una persona trans, dice que “hay gente cis que realmente no entiende,” la palabra cis realmente está funcionando como una explicación del por qué de esa ignorancia. Esto la coloca más cerca de una excusa o una explicación que de un insulto.

Una vez que he conseguido explicar que cis no es un término despectivo -y por desgracia para entonces muchas personas ya se han retirado de la conversación, por lo general mis interlocutores quieren saber para qué se necesita la palabra cis después de todo. Tal vez “cis” no es algo malo, pero, ¿por qué exactamente tendría que ser algo bueno?

Mírenlo de esta manera: si hay gente cis y hay gente trans, entonces podemos hablar de personas que son trans, y de personas que no lo son, sin hacer juicios acerca de cualquiera de los dos grupos.

Pero sin la palabra “cis”, entonces nos quedamos sólo con las personas trans ¿y los demás qué son …? ¿”Simplemente personas”? ¿Personas “normales”? ¿Hombres y mujeres “biológicos”? ¿”Mujeres nacidas mujeres” y “hombres nacidos hombres?” Peor aún, mujeres y hombres “verdaderos”? En pocas palabras, simplemente no hay manera de hablar sobre las diferencias entre las personas trans y las personas cis, sin utilizar para ello el término “cis,” de otra manera estaríamos utilizando un lenguaje cargado de valores que dejan claro la superioridad de las personas no-trans respecto a las personas trans, estaríamos dándole nuestra aprobación a la supremacía cis.

Un momento, ¡ése es otro término para añadir a nuestro vocabulario! La supremacía cis se refiere a la creencia extendida de que las personas cis son naturales, normales, y, de hecho, superiores a las personas trans. La utilización de términos como “mujer natural,” prescindiendo por completo de las alusiones irónicas a canciones populares y cursis que hablan de tales mujeres, refuerza la idea de que es normal, correcto y bueno ser cis sólo porque sí, y que las personas trans son, bueno, aberraciones.

Y por supuesto que ésto no es así. Las personas trans podemos ser una minoría, pero nuestra presencia ha sido documentada a lo largo de la historia humana. Contrario a la creencia generalizada de que las personas trans “eligen” sus géneros, los hombres y las mujeres trans “nacen” hombres y mujeres, tanto como las personas cis lo hacen, y con frecuencia saben cuáles es su verdadero género desde la infancia temprana. Tampoco es exacto decir que no somos “biológicas,” porque ciertamente no somos la mujer o el hombre biónico, y en cualquier caso, estudios recientes sugieren que la transexualidad puede tener una base biológica.

Un hombre como yo no es un hombre “con cuerpo femenino,” y ciertamente no es “un hombre en un cuerpo de mujer;” éste es mi cuerpo, y yo soy un hombre, por lo tanto, este cuerpo es el cuerpo de un hombre y es evidente que no pertenece a ninguna “mujer.” Las personas trans pueden ser “normales” o “extrañas” tan fácilmente como pueden serlo las personas cis; podemos sacar la basura, pagar las cuentas, enviar tarjetas de Navidad, formar una familia, o romper látigos y cadenas y trabajar en la pornografía, nos puede gustar la salsa de chocolate y la política subversiva simplemente igual que a las personas cis.

Vamos a tomarnos un minuto y hablar en concreto acerca del privilegio cis, porque si eres cis, hay una buena probabilidad de que nunca te hayas detenido a pensar en ello antes de ahora. La lista de cosas con las que la gente cis NO tiene que lidiar incluye que al ser una persona trans eres mal-generizada (se refieren a tí y te tratan en un género al cual no perteneces,) si vas a prisión te envían a la prisión correspondiente al género equivocado; si tienes que hacer algún trámite legal o necesitas un servicio médico se burlan y abusan de tí por tu identidad de género; tu cuerpo es tratado como una curiosidad, un fetiche, o un objeto repulsivo. Las personas trans a menudo tienen dificultades para conseguir empleo y con frecuencia son objeto de crímenes de odio que van desde el acoso verbal al asalto, la violación y el asesinato. Muchas personas trans no tienen hogar y muchas se ven obligadas a recurrir a la pornografía y otros tipos de trabajo sexual, en el que se nos convierte en fetiches por nuestros cuerpos fuera de la norma (ver: “chicas con pollas” y “pornografía transexual.”) Estoy enumerando solo algunas de las agresiones más graves en contra de mi comunidad aquí donde vivo.

Súmale a todo esto el constante estrés que representan la expectativas de los demás que te obligan a tener que explicar defender, y abogar por tu propia identidad de género a cada momento, el dolor de vivir todo el tiempo siendo juzgada de acuerdo a los estándares cisexuales de lo que significa ser atractivo y el asalto que constituye la cobertura sensacionalista de los medios, y lo que tienes es un entorno verdaderamente miserable, no del todo propicio para la autoestima o la dignidad. Todos los días en todos los sentidos, estamos rodeados por los mensajes que nos dicen que sufrimos de alucinaciones, que somos personas mentirosas, farsantes, locas, patéticoas, poco atractivas, y es improbable que algún día tengamos éxito en nada.

Entonces, ¿por qué reforzar este mensaje con un lenguaje supremacista cis? En lugar tener que tratar con la carga de intolerancia que tienen las frases francamente engorrosas tipo “nacido varón” o “chica verdadera” ¿por qué no cortar por lo sano gracias al empleo de tres pequeñas letras y decir “cis?” Conciso y sin prejuicios, es una palabra cuyo momento ha llegado. La mayoría de las personas con las que he tenido esta conversación son personas bien intencionadas, o al menos dicen que lo son, y seguro que no se ven a sí mismas como supremacistas cis. Pero uno no tiene que odiar de forma activa a las personas trans, ni creer de forma consciente que las personas cis son superiores, para adoptar actitudes que tratan a las personas trans como si fueran inferiores. Y uno ni siquiera tiene que darse cuenta de que tiene alguna de esas actitudes para de todas maneras expresarlas a través del lenguaje.

Así que por favor, si tú te consideras un aliado de las personas trans, háznos a todos un favor y despídete de los comentarios tipo “mujeres naturales.” Como dirían hasta en una canción pop cursi, todo lo que pedimos es un poco de respeto.



5 comentarios:

  1. Hola! Tengo una duda.. ser cis significa ser heterosexual y asumir los roles de género que se han establecido a un sexo u otro? o no significa acatar esos roles que el patriarcado ha colocado? o no hace falta ser hetero para ser cis? se puede ser cis siendo bollera? A ver si puedes explicarme un poco más esto. Gracias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cis y hetero son cosas distintas. Pero hay un matiz importante entre cisexual y cisgénero, y ambos no tienen nada que ver con la orientación sexual.

      Cisexual es cuando la persona (hombre o mujer) tiene su cuerpo sexuado "del mismo lado" que su sexo sentido/cerebral/psicologico.

      Cisgénero es cuando la persona (hombre o mujer) se comporta o se expresa conforme a roles de género y expresión de género asignados al sexo que tiene (sexo sentido/psicologico/cerebral).

      Por lo tanto no necesariamente todas las personas cisgénero son cisexuales, y no necesariamente las personas transgéneros son transexuales.

      Luego en cada grupo habrá personas LGBA (Lesbianas, gais, bi y asexuales)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. si yo soy un hombre cisexual, bisexual y blanco, ¿soy cisgenero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No necesariamente. Hay personas que siendo cisexuales son personas transgéneros. De todas formas en muchos textos se usan como sinónimos y otras personas cuestionan las categorias "sexo-género" como categorías perfectamente separadas.

      Eliminar