viernes, 23 de septiembre de 2011

Bifobia y Homofobia


Por José Antonio Hernández Reyes


Hace tiempo recibí un correo de una persona que abogaba por cambiar el término homofobia, por homolesbotransfobia, que incluía tres fobias en una, la homofobia, la lesbofobia y la transfobia. Porque es muy frecuente que se hable de comunidad LGBT y se hable sólo de homofobia en un mismo artículo. Activistas Lesbianas y Transgénero acuñaron los términos de lesbofobia y transfobia en el esfuerzo de visibilizar el rechazo a sus grupos y comunidades específicas y que si bien sí tiene claros traslapes con la homofobia tiene muchas especificidades a tomar en cuenta cada término.

Así sucede con la bifobia, los bisexuales hemos tenido menos éxito en que el término sea incluido, debido a nuestra invisibilidad que es causa de la bifobia circundante y así se forma un círculo vicioso del cual los activistas bisexuales nos esforzamos en salir. 

¿Cuáles son los traslapes y diferencias entre la bifobia y la homofobia?, definiciones simples de homofobia y bifobia sería el rechazo a la homosexualidad y a las personas homosexuales y el rechazo a la bisexualidad y a las personas bisexuales respectivamente. 

Pero no es solamente la bisexualidad o la homosexualidad en abstracto lo que se rechaza, sino que se rechaza todo lo asociado con ella, así por ejemplo dentro de la homosexualidad se rechaza el afeminamiento en los hombres y la masculinidad en las mujeres que para el sentido común están estrechamente vinculados o sea que hay mucho de transfobia dentro de la homofobia.

A la par de la bisexualidad se rechaza por ejemplo, el que puedas disfrutar de tu sexualidad y/o construir relaciones afectivas con varias personas, hay mucho de sexofobia y del mito de la monogamia con la única y sana opción en la bifobia. 

A los bisexuales no sólo se les rechaza su parte homosexual (en la comunidad conservadora hetero) o su parte heterosexual (en algunos grupos gays o lésbicos), también se les rechaza su bisexualidad, es decir se rechaza que le gusten los dos sexos, esto se debe a dos pares de binarios. Uno de ellos mucho más fuerte hombre/mujer. Se piensa en los dos géneros tan diferentes el uno del otro que se cree que los bisexuales deben tener dos personalidades en contradicción la una con la otra para que puedan tener estos deseos al mismo tiempo. 

El otro par es el de heterosexual/homosexual, que también se intenta presentar como dos grupos de personas muy diferentes entre sí, como dos entidades separadas que no se mezclan, y se echan entre sí la bolita bisexual. Los heterosexuales ven a los bisexuales metidos dentro de una comunidad lgBt que se siente lejana a ellos, y los gays y lesbianas ven a los bisexuales, como heterosexuales liberales o heterosexuales que tiene sexo con el mismo sexo (valga la redundancia), o como gays y lesbianas de closet que no se atreven a vivir una vida completamente gay o lésbica. Pero la verdad es que cuando los heterosexuales cambian sus reglas rígidas de comportarse entre sí (como en fiestas swinger) o cuando los gays y lesbianas se juntan a divertirse (como en un antro mixto gay), la bisexualidad flota en el ambiente.


Hay personas bífobas que no son homófobas, incluidos varios terapeutas que intentan que sus pacientes bisexuales elijan entre homosexualidad y heterosexualidad. Hay personas homófobas que no son bífobas, por lo cual es importante y necesario hacer mención de ambas (y de la lesbofobia y transfobia) y trabajar juntos, la comunidad LGBT, por la eliminación de la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia y cada grupo en particular visibilizando sus especificidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Cómo ser una aliada de las lesbianas trans?

por Julia Serano. Traducción libre de Akntiendz Chik. “Destruye el mito de la interna y la externa” responde Julia Serano. La autor...