sábado, 1 de diciembre de 2012

Jerarquía LGBTI[QA]

Por Jose S. Cabrera Pérez


Pensando en las Jerarquías en este Día Internacional de Respuesta al VIH/SIDA, cuando digo Jerarquía LGBTI[QA][i] me refiero al criterio que permite establecer un orden de superioridad o de subordinación entre las personas, no sólo según el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, sino también establecen una jerarquía según la edad, el cuerpo, el estado serológico, la raza/etnia, la diversidad funcional,… dentro de un espacio que se presume LGBTI[QA], según la real academia española es la “gradación de personas, valores o dignidades”. Para que exista esta jerarquía tiene que existir bajo mi punto de vista: violencia, tiene que existir: dominación, según  la psicóloga social noruega Berit As hay medios por los que, según ella, las mujeres eran sometidas en las sociedades patriarcales occidentales. Las técnicas de dominación son estrategias de manipulación social en las que un grupo dominante mantiene su posición en una jerarquía, sea explícita o tácita.
Algunas técnicas de dominación propuestas por Berit, aplicándolas a los espacios LGBTI[QA], sobre todo asociaciones y espacios activistas son:
1. Invisibilizar.
Silenciar o marginalizar de otra manera a las personas a las que se domina ignorándolas.
Como por ejemplo: a) En un debate una persona usa algo que tú has dicho como si fuese idea suya, “Las personas trans*[ii] son importantes en las asociaciones LGBTI y es una prioridad el área trans” cuando tú los has dicho y las personas trans también desde hace tiempo, o  te interrumpe para explicar ese punto del debate.
Cuando vas hablar de un tema BTI[QA], el resto de personas asistentes empiezan a hablar entre ellas, revisan sus papeles, miran constantemente el móvil y se ponen a chatear.
Cuando hablas de la realidad del vih/sida y no es prioritario dejando incluso de poner tu intervención en el acta de la reunión o de la asamblea o decir que en la asociación no hay personas vih cuando lo han visibilizado alguna que otra vez.
2. Ridiculizar
Manera manipuladora de describir los argumentos de sus oponentes (o sus oponentes mismamente) ridiculizándolos.
Como cuando una persona trans* explica su vivencia y otra persona parte del debate se ríe de ella o él, haciendo comentarios que nada tiene que ver con el tema, metiéndose con su forma de comunicarse, su manera de vestir o su físico, y/o te compara a un personaje de un programa de humor en televisión (aunque tú tenías algo importante que decir) o cuando le  llamas la atención a alguien cuando dice y/o hace algo bifóbico, transfóbico, serofóbico,… se te dice que tienes más atractivo cuando te enfadas.
3. Ocultar información
Para excluir a una persona del proceso de toma de decisiones, o conscientemente no pasándole información para que hacer más difícil a esa persona el hacer una elección con la información suficiente.
Ejemplos de ello es  cuando tus compañer*s (gays y/o lesbianas) se reúnen para hablar de un tema que te afecta, porque repercute en tu realidad como persona bisexual, trans* e intersexual, sin invitarte, a sabiendas que en esa reunión falta la perspectiva BTI[QA],, o  no se toman las decisiones en una reunión en la que todo el mundo está presente sino en una fiesta por la noche o más tarde ese día, en el ambiente, a la que sólo algunas de las personas asistentes a la reunión previa han sido invitadas, porque es una fiesta “gay” y la participación de lesbianas, bisexuales, trans e intersex es prácticamente nula, ya que no se sintieron identificad*s con esa fiesta y además no fueron invitad*s.
4. Dilema del doble vínculo 
Castigar o menospreciar las acciones de una persona, independientemente de lo que haga.
Como cuando haces todos tus esfuerzos para realizar acciones especificas bi, trans* e intersex recibes quejas por tardar demasiado o de utilizar energías en cosas muy especificas y no centrarnos en temas generales para todas. Cuando no haces actividades especificas se te critica “es que l*s bisexuales no se mueven, tienen que moverse, no lo voy hacer yo, deja de quejarte y has algo”.
5. Culpabilizar / avergonzar
Avergonzar a alguien, o insinuar que es su culpa estar en esa situación.
Informas a tus compañer*s (que tienen el poder)  de que hay ataques bifobicos, transfobicos y serofobicos dentro de la asociación dirigidos hacia tu persona (u otra/s persona/s), pero te contesta que es tu responsabilidad, que tienes que ser visible siempre y tienes que formar a tus compañeros para que superen sus fobias (cuando das la formación, la gente que realmente lo necesita, no va)
6. Objetificación
Hablar de la apariencia de una o varias personas en una situación en la que es irrelevante.
Cuando se habla de la situación de una persona trans activista o no, contando una experiencia, y dan datos de su físico y si está o no con CRS (Cirugía de Reasignación Sexual).

Con esto no quiero decir que todas las personas lesbianas y gays (cisexuales) ejercen poder para crear jerarquía utilizando todas estas técnicas de dominación para BTIQA, está discriminación va en todas las direcciones, pero indudablemente se da mucho más desde un grupo mayoritario, que en este caso es de lesbianas y gays (cisexuales) hacia los grupos minoritarios, en este caso, hacia bisexuales, trans* e intersex
También dentro de la homosexualidad existe su jerarquía, los hombres por encima de las mujeres, erotizar más a lesbianas y gays jóvenes antes que lesbianas y gays mayores, lesbianas y gays con roles de género normativos frente a las lesbianas y gays de género variante, se legitima más el discurso de la gente no joven frente a la gente joven… y todo esto se extrapola a las realidades bisexuales, trans* e intersexuales.

[i] LGBTI[QA] Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans*, Intersexuales, Queers y Asexuales.

[ii] Trans*: Transexuales, Transgéneros y Travestis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada